Encuentro

Joaquín miró a la Paca, una morena hermosa de caderas anchas, sonrisa vergonzosa y rosa en el pelo; ella dejó caer la mirada y sus nietos cruzaron el océano para llegar hasta América.